[11v]

Capitulo septimo. Del parentesco i vezindad que las

letras entre si tienen.

Tienen entre si las letras tanta vezindad i pa-

rentesco que ninguno se deve maravillar,

como dize Quintiliano, por que las unas

passan i se corrompen en las otras, lo cual principalmente

acontece por interpretacion o por derivacion. Por in-

terpretacion se corrompen unas letras en otras, como

 

[12r] bolviendo de griego en latin este nombre sicos dezimos

ficus, i de latin en romance ficus higo, mudando la s

en f, i la o en u, i la f en h, i la c en g, i la u en o.

Por derivacion passa una letra en otra cuando en la

mesma lengua una dicion se saca de otra, como de mie-

do medroso, mudando la ie en e, de rabo raposa, muda

la b en p. De donde manifiestamente demostraremos

que no es otra cosa la lengua castellana, sino latin cor-

rompido. Assi que passa la au en o, como en el mes-

mo latin de caupo copo (por el tavernero), i de latin en

romance, como de maurus moro, de taurus toro. Cor-

rompese tambien la a en e, como en el latin de facio fe-

ci, por hazer i de latin en romance de factum hecho, de

tractus trecho, de fraxinus fresno. Corrompese la b

en f o ph, como de griego en latin triambos triumphus

(por el triunfo), i de latin en romance, como de scobina es-

cofina. Corrompese assi mesmo en u vocal, como en el

mesmo latin de faveo fautor (por favorecedor), i de la-

tin en romance, como de debitor deudor. Corrompese en

v consonante como de bibo bevo, de debeo devo. Pas-

sa la c en g, como de latin en romance de dico digo,

de facio hago. Corrompese en z, como de latin en roman-

ce de recens reziente, de racemus razimo. La d cor-

rompese en l, como en el latin de sedeo sela (por la silla), i

de latin en romance, como de cauda cola, de odor olˇr.

Corrompese en t como de duro turo, de coriandrum cu-

lantro. La e corrompese en i, como de peto pido, de

metior mido. Corrompese en ie como de metus miedo,

de caecus ciego. La f corrompese en h, como nos o-

tros la pronunciamos dandole fuerša de letra, como de

filius hijo, de fames hambre. Corrompese en v consonan-

te, como de rafanus ravano, de cofinus cuevano. Cor-

rompese en b, como de griego en latin de amfo ambo

(por ambos), i de latin en romance, de trifolium trebol,

 

[12v] de fremo bramo. La g corrompese en c como de

gades calez, de gammarus camaron. La gn pas-

san en aquel son que nosotros escrivimos con dobla-

da o con ˝ tilde, como de signum se˝a, de lignum

le˝a. La h, como no tiene en el latin sino fuerša de

espiritu i soplo, no se corrompe en alguna letra de latin

en romance. La i corrompese en e, como de pica

pega, de bibo bevo. Corrompese en ie, como de rigo rie-

go, de frico friego. I por el contrario la ie en e, como

de viento ventana. Corrompese en i consonante, como

de iesus jesus. I por el contrario la i consonante en i

vocal, como de jugum iugo. La l doblada, o con la

c, f, p delante de si, o con la e, i despues de si, corrompese

en aquella boz, la cual deziamos que se escrive en el cas-

tellano con doblada l, como de villa villa, de clavis lla-

ve, de flamma llama, de planus llano, de talea talla, de

milia milla. La m passa en nuestra lengua tomando con-

sigo b como de lumen lumbre, de estamen estambre. I por

el contrario la m echa de si la b como de plumbum plo-

mo, de lambo lamo. I en el mesmo castellano de estam-

bre estame˝a, de ombre omezillo. La n doblada pas-

sa en aquella boz que diximos que se avia de escrivir con

gn, como de annus a˝o, de pannus pa˝o. La o corrom-

pese en u, como de locus lugar, de coagulum cuajo. Cor-

rompese assi mesmo en ue diphthongo, como de porta

puerta, de torqueo tueršo. I por el contrario la ue en o,

como de puerta portero, de tueršo torcedura. La p

corrompese en b, como de lupus lobo, de sapor sabor.

corrompese tambien en u vocal, como de rapidus raudo,

de captivus cautivo. La q, por ser como diximos la

mesma letra que la c, corrompese como ella en z, como de

laqueus lazo, de coquo cuezo. Corrompese tambien en g co-

mo de aquila aguila, de aqua agua. El asperidad de la

r passa en la blandura de la l, como los latinos que de

 

[13r] Remo (ermano de Romulo) hizieron lemures (por las a-

nimas de los muertos que andan entre nosotros), i de la-

tin en romance de pratica platica, i en el mesmo castella-

no, por lo que los antiguos dezian branca tabra nosotros

agora dezimos blanca tabla. La s corrompese en c,

como nosotros la pronunciamos cuando se siguen e, i,

como de setaceum cedašo, de sucus šumo. Corrompese en

nuestra .x. como de sapo xabon, de sepia xibia. La t

corrompese en d, como de mutus mudo, de lutum lodo.

La u vocal passa en ue sueltas, como de nurus nue-

ra de muria salmuera. I, por el contrario, la ue buelvese

en o, como de nuevo novedad i de salmuera salmore-

jo. Corrompese muchas vezes en o como de curro cor-

ro, de lupus lobo, de lucrum logro. Corrompese la v con-

sonante en b, como de volo buelo, de vivo bivo. Corrom-

pese assi mesmo en u vocal, como de civitas ciudad,

(por lo cual nuestros maiores escrivian cibdad) i en el mes-

mo castellano de levadura leudar, como los latinos hi-

zieron de caveo cautela, de avis auceps (por el cašador de

aves), i, por el contrario, de juanes iva˝es. La x, por

ser como diximos breviatura de cs, passa en z, como

entrambas ellas, i assi de lux dezimos luz, de pax paz. I

esto abasta para poner en camino alos que se quieren exerci-

tar en las letras i conocer como tienen vezindad unas

con otras.