Antonio de Nebrija, Gramática de la lengua castellana (1492)

 

[4r] Libro primero en que trata de la orthographia. [...]

 

[4v][...] Capitulo segundo. De la primera invencion de las

letras i de donde vinieron primero a nuestra España. [...]

 

[5v][...] Muchos podrian venir en

esta duda: quien traxo primero las letras a nuestra Espa-

ña, o de donde las pudieron recebir los ombres de nuestra

nacion. [...]

 

[6r] [...] Mas io creeria que de ninguna otra nacion las recebi-

mos primero que de los romanos quando se hizieron seño-

res della quasi dozientos años antes del nacimiento de

Nuestro Saluador. Porque si alguno de los que arriba diximos

traxera las letras a España, oi se hallarian algunos mo-

mos a lo menos de oro i de plata, o piedras cauadas de

letras griegas i punicas, como agora las vemos de le-

tras romanas, en que se contienen las memorias de muchos

varones illustres que la regieron i governaron desde aquel

tiempo hasta quinientos i setenta años despues del nacimien-

to de Nuestro Salvador, cuando la ocuparon los godos. Los cu-

ales no solamente acabaron de corromper el latin i lengua

romana, que ia con las muchas guerras avia començado

a desfallecer, mas aun torcieron las figuras i traços de

las letras antiguas, introduziendo i mezclando las suias

cuales las vemos escriptas en los libros que se escrivieron

en aquellos ciento i veinte años que España estuvo deba-

xo de los reies godos, la cual forma de letras duro

despues en tiempo de los juezes i reies de Castilla y

de Leon hasta que despues poco a poco se començaron a

concertar nuestras letras con las romanas i antiguas.

Lo cual en nuestros dias i por nuestra industria en gran par-

te se a hecho. I esto abasta para la invencion de las le-

tras i de donde pudieron venir a nuestra España.

 

Capitulo tercero. De como las letras fueron halladas

para representar las bozes.

[6v] La causa de la inuencion de las letras primera

mente fue para nuestra memoria i despues

para que por ellas pudiessemos hablar con

los absentes i los que estan por venir. [...]

[...] De manera que no

es otra cosa la letra sino figura por la cual se representa

la boz, ni la boz es otra cosa sino el aire que respiramos

espessado en los pulmones i herido despues en el aspe-

ra arteria que llaman gargauero. I de alli començado a

determinarse por la campanilla, lengua, paladar, dientes y

beços. Assi que las letras representan las bozes, i las

bozes significan, como dize Aristoteles, los pensamientos que

tenemos en el anima. Mas aunque las bozes sean al

ombre connaturales, algunas lenguas tienen ciertas bo-

zes que los ombres de otra nacion ni aun por tormento

no pueden pronunciar. E por esto dize Quintiliano que

assi como los trepadores doblegan i tuercen los miembros

en ciertas formas desde la tierna edad, para despues

hazer aquellas marauillas que nosotros los que estamos

ia duros no podemos hazer, assi los niños mientra que

son tiernos se an de acostumbrar a todas las pronunciacio-

nes de letras de que en algun tiempo an de usar. Como

esto que en nuestra lengua comun escriuimos con doblada l

assi es boz propria de nuestra nacion que ni judios, ni mo-

ros, ni griegos, ni latinos la pueden pronunciar, i menos

 

[7r] tienen figura de letra para la poder escreuir. Esso mes-

mo esto que nosotros escriuimos con x assi es pronun-

ciacion propria de moros, de cuia conuersacion nosotros

la recebimos, que ni judios, ni griegos, ni latinos la co-

nocen por suia. Tambien aquello que los judios escriuen

por la decima nona letra de su a b c assi es boz propria de

su lenguaje, que ni griegos, ni latinos, ni otra lengua de

quantas io e oido la pronuncia ni puede escriuir por sus

letras. E assi de otras muchas pronunciaciones que de

tal manera son proprias de cada lengua, que por ningun tra-

bajo ni diligencia ombre de otra nacion las puede es-

pressamente proferir si desde la tierna edad no se acos-

tumbra a las pronunciar. [...]