Eduardo Chillida


"El peine del viento I" (Museo Nacional Reina Sofía)

Chillida comenzó su serie de esculturas agrupadas bajo el título "Peine del viento" en 1952, y concibió este proyecto como una obra pública, destinada a un lugar concreto en San Sebastían, su ciudad natal - el final de la playa de Ondarreta. Sin embargo, sólo pudo materializar el proyecto veinticinco años después, en 1977. En esta primera versión de la serie los planos elementales de chapa de hierro se despliegan en vertical y crean una forma abierta. Chillida se enfrenta a la materia y a los problemas fundamentales del vacío, el espacio o la escala, y transforma los materiales que emplea en sus esculturas, ya sea el hierro, el acero, el hormigón, la madera o el alabastro, en volúmenes abstractos, cuyas formas están profundamente enraizadas en la cultura vasca y en la naturaleza. (Comentario recogido de Guía de la colección a través de 80 obras, pág. 127.)