Antoni Tàpies (nació en Barcelona en 1923)

"Pintura", 1955"

"La obra de Tàpies se inscribe dentro del llamado 'informalismo matérico,' movimiento que surge en los años de posguerra y que promueve una revalorización artística de la materia física y los materiales pobres y humildes. . . . Incorpora elementos inusuales como polvo de mármol, tierra o arena y crea pinturas 'matéricas,' en las que el material y la pasta pictórica dejan de ser modo y soporte - fondo sobre el que representar una idea - para convertirse en una expresión en sí: la materia es a la vez concepto y lenguaje. Sus obras devienen superficies opacas, 'muros' en los que el artista inscribe sus graffiti, marcas y signos personales como la cruz junto a las señales y mensajes anónimos que recubren las paredes de la ciudades, como en "Pintura." Sobre las superficies densas y pastosas, casi monocromas, Tàpies adhiere objetos o imágenes extraídas del entorno cotidiano que se fusionan con la pintura. Su obra pretende superar la descripción objetiva de la realidad para imprimir en la materia misma de sus cuadros los signos y las huellas de la experiencia histórica colectiva" (Museo Nacional Reina Sofía, Guia de la colección a través de 80 obras, pág. 111).